En palabras de Luis Barragán, hablar de arquitectura mexicana es hablar de belleza, de jardines, de misterio. Aún cuando existen tantas arquitecturas como arquitectos diferentes, la arquitectura mexicana se caracteriza por una serie de similitudes derivadas de una cultura mestiza, rica en herencia hispana y precolombina. Conceptos como la masividad y el color y otros más abstractos como la celebración  y el recuerdo, son recurrentes en la mayoría de las grandes obras de arquitectura mexicana.

La arquitectura colonial en templos y haciendas representan una parte importante del patrimonio cultural de México, citando al Doctor Carlos Arvizu, la arquitectura es una manifestación física de una cultura en determinada época,  esta mezcla de tradiciones indígenas y el catolicismo lo podemos observar en los retablos novohispanos de distintas catedrales mexicanas. 

Otro aspecto importante dentro de la arquitectura mexicana es el uso del patio como vestíbulo y división entre el espacio público y privado de la vivienda, el cual está presente en la gran mayoría de las casas coloniales. Además de organizar, tiene como función la generación de microclimas agradables en regiones calurosas y proveer de iluminación y ventilación natural a las habitaciones de anchos muros de adobe.

La expropiación petrolera y las nuevas ideas del movimiento moderno posterior a  la posguerra ofrecieron a México la oportunidad de construir infraestructura con técnicas constructivas innovadoras. Grandes íconos como la Universidad Nacional Autónoma de México y el Museo de Antropología e Historia, son ejemplo de este auge económico y cultural del país.

En la actualidad, podemos reconocer a Alberto Kalach como el mejor arquitecto en México y la Biblioteca Vasconcelos como uno de los mejores edificios en México de los últimos 10 años. De arquitectura contundente y sencilla, el edificio es una expresión del sitio y de su estructura, capaz de llevarte simultáneamente al pasado y al futuro. Kalach, recordando a Barragán, reinterpreta  las cualidades misteriosas de la arquitectura mexicana capaz de evocar sentimientos como el silencio, la serenidad y la intimidad.

Imágenes:

www.archdaily.mx