Honestamente todos nos hemos guiado de la idea de que el inglés es el idioma universal y donde lo podemos utilizar en cualquier parte del mundo, pero ¿por qué no aprender otro idioma? Sería algo bueno, no sólo para comunicarnos mejor con nativos de cada país, sino tambien para incrementar nuestro conocimiento y ser personas más cultas.

Chino mandarín

A pesar de tener 7 lenguas diferentes, el mandarín es el idioma oficial del país con más de mil millones de hablantes.

Inglés

Puede ser el idioma más practicado para la comunicación mundial, sin embargo está situado en el segundo puesto de los idiomas más hablados alrededor del mundo con aproximadamente 508 millones de hablantes entre Estados Unidos, Inglaterra y Australia.

Hindi

Con 497 millones de personas que hablan este idioma, la India es uno de los países más poblados a nivel mundial.

Español

Este idioma ha llegado al cuarto lugar de la lista por tener 392 millones de hablantes en el mundo, los cuales se distribuyen la mayoría en España, Centroamérica y Sudamérica.

Ruso

Siendo uno de los idiomas más difíciles de hablar, el ruso tiene 277 hablantes y no sólo se encuentran en Rusia, también un porcentaje de ellos se sitúan en los países que formaron parte de la antigua Unión Soviética.

Árabe

Siendo el idioma oficial de los países del Medio Oriente y situado en el sexto lugar por la Organización de las Naciones Unidas, cuenta aproximandamente con 246 millones de habantes.

Bengalí

Teniendo 211 millones de practicantes de este idioma, es el principal en Bangladesh aunque también se puede escuchar en varios lugares de la India.

Portugués

Actualmente es el idioma que diversas empresas requieren en sus trabajadores, además tiene 191 millones de hablantes distribuídos en Brasil, Venezuela, Macao y Angola.

Malayo indonesio

Al ser Indondesia el sexto país más poblado del mundo, este idioma tiene a 159 millones de hablantes entre Malasia e Indonesia.

Francés

Con aproximadamente 129 millones de hablantes alrededor del mundo, es el idioma oficial de Francia, pero además se habla en otros lugares como Bélgica, Canadá, Haití, Camerún y Ruanda, esto gracias a su pasado histórico.