Por qué conocer Chiapas es una experiencia que no puedes dejar pasar? Chiapas, uno de los sitios más representativos del turismo mexicano, pionero en producción de café, maíz y mango además de ciertos minerales. Algunas zonas de su territorio fueron declaradas reservas de la biósfera, ya que albergan a varias especies de plantas y animales, el 20% de las especies del país. Su variedad de flora, fauna, gastronomía y sitios turísticos, atraen a millones de personas de todo el mundo. 

Cuna de diversas culturas mesoamericanas, como los olmecas, mayas y chiapanecos; cuenta con zonas arqueológicas y reservas ecológicas sumamente impresionantes, paisajes que te dejarán con la boca abierta, gastronomía sin comparación, además es uno de los estados con mayor población indígena del país.

Un sitio mágico que tiene un poco de todo, desde bosques, selvas, playas y un sinfín de sitios para visitar, el clima es muy variado así que puedes encontrar lugares cálidos o más fríos según el tipo de viaje que buscas.

Sus principales atracciones son sus impresionantes paisajes y playas que dejan enamorado a cualquiera, entre ellos Puerto Arita para dar un paseo en cuatrimoto por la playa, Boca del Cielo conocida por su fina arena gris y la visita de diversas especies de aves, Barra Zacapulco, el manglar perfecto para ir a relajarse, o que tal un paseo en barco por Chocohital, una visita a la laguna Pozuelos, barra San Simón, Playa Azul, El Ballenato, San Carlos, La Lupe y así podríamos continuar con la lista de lugares de los que no querrás irte nunca.

Y claro, la comida, donde el tamal es uno de los platillos estelares, como ningún otro, sin mencionar sus excelentes quesos. Uno de los favoritos es el Chipilín con bolita, que es una sopa típica. También está el mole de cerdo, los frijoles negros con carne salada de res, la chispola, que es carne con garbanzo. No podemos olvidarnos de las frescas frutas que nos ofrece la región, como el melón, sandía, mango, papaya, chicozapote, guanábana, chirimoya, mamey, pitahaya y cupapé, y para el lado dulce, está el camote, membrillo y la yuca. Para terminar, en las bebidas resalta el Pozol, bebida de maíz blanco o acompañado con cacao que ha sido sustento de todas las culturas chiapanecas.

¡Vámonos a Chiapas!