Porque sabemos que los estilos de alimentación también marcan tendencia, actualizarnos sobre lo que consumimos a diario se ha convertido en una necesidad básica.

Vegano, vegetariano, crudivegano o paleo, todas estas dietas adoptan productos bajos en hormonas y químicos que a los mortales nos cuesta identificar cada semana en el supermercado, aquí te damos 3 consejos para que puedas reconocer productos saludables:

  • No todos están certificados. Comúnmente los productos veganos llevan una etiqueta amarilla oficial que los clasifica, sin embargo, existen productos accidentalmente veganos por el simple hecho de no ser de origen animal, tal como las galletas que se producen masivamente.
  • Apps móviles: existen aplicaciones como HappyCow, Is it Vegan y AptoVegan que tienen como objetivo ayudarte a identificar estos productos. En estas ingresas el código de cada elemento que aparece en las barras nutricionales o bien, investigar si es un alimento vegano.
  • Natural no significa vegano. Muchos de los productos suelen modificarse al pasar por un proceso de industrialización o bien, ser transgénicos. Por ejemplo los chips de manzana o los queso “veganos”.

Recuerda que un estilo de vida vegano también está en la ropa que te pones, los productos de belleza que utilizas y la cantidad de basura que produces. Muchas veces todos estos contienen colágeno animal, ácidos lácticos y otros procesados de los que no está de más cuidarse. Para evitarlo, acude a mercados orgánicos ya que no solo encontrarás alimentos más frescos sino ¡más naturales!