Hoy en día, los mexicanos estamos acostumbrados a pensar solamente en lo que realmente nos interesa, sea algo correcto o incorrecto, verídico o una simple mentira; el caso es que la mentalidad mexicana tiende a seguir sus ideales sin siquiera pensar si es algo que al final brindará frutos o traerá algo que resulte benéfico no sólo para uno mismo, sino para quienes nos rodean también.

Comencemos hablando del dólar, a veces aumenta y a veces disminuye, sin embargo ambas son razones de queja para los mexicanos, el cambio constante que sufre la economía con este “sube y baja” es algo completamente incontrolable; unos se quedan en shock, otros ya lo esperamos y algunos más, únicamente gritan. Pero, ¿cómo esperamos que no sucedan este tipo de situaciones, si no hacemos nada para cambiarlo? Un perfecto ejemplo que se aúna a esto es la llegada de firmas internacionales al mercado nacional, mismas que generan un consumo desmedido en nosotros y que a su vez, se convierte inconscientemente en una necesidad. Y claro, es preciso mencionar que es un método seguro de compra: “consumir lo que ya se conoce”.

Una acción errónea e incoherente ante las constantes quejas económicas, por eso, qué mejor que comenzar a ayudar a México, nuestro México. Ahí afuera; en las calles, esquinas, avenidas, plazas comerciales o incluso en la Web, hay más de un emprendedor mexicano compartiendo, promoviendo y posicionando una idea sumamente creativa que, así como grandes empresas han recorrido el mundo, la suya pronto lo hará y mejor si lo logra con el apoyo de los mexicanos.

Hermano, primo, tío, amigo o tal vez el abuelo, todos conocemos a alguien que esté deseoso por emprender o ya haya comenzado a hacerlo. ¡Ayudémosle a ellos y a los que aún no conocemos!, démosle oportunidad al ingenio local, ese que nos presenta algo nuevo con el icónico toque mexicano que lo diferencia. Comprando o promoviendo, eso es lo de menos, lo importante es hacerlo para generar el cambio que tanto queremos ver, ese que muchos exigen pero por el que pocos trabajan.

En esta nueva sección, Tres Tiempos te invitará a abrir tu mente y conocer más a fondo la creatividad mexicana, ideas que trascenderán en el mercado y que, con el paso del tiempo, serán grandes exponentes del emprendedor mexicano. Recordemos que si queremos que nuestro México cambie, nosotros los mexicanos, también debemos cambiar. ¡Ayuda, consume, disfruta y enorgullécete de ser de esta tierra!