El chocolate es un dulce pecado que a todos nos hace adictos, desde la primer mordida la conexión es inmediata, solo existe él y tú. Esta sensación, por raro que parezca, tiene efectos diferentes en hombres y mujeres.

El chocolate cuenta con grandes beneficios para la salud, mejorando el desequilibrio emocional, la ansiedad, la distracción, el cansancio, la irritación, previene problemas en el corazón ya que mejora el funcionamiento de las arterias, reduce el riesgo de sufrir un infarto y equilibra los síntomas premenstruales.

Todo ello se debe a que el cacao, ingrediente principal de esta golosina, está clasificado como un superalimento por la gran fuente de antioxidantes que contiene, esto por supuesto, depende del tipo de chocolate. Por ejemplo, el chocolate amargo acelera el metabolismo, y los industrializados con más aditivos,  como azúcar, leche y maneteca, –como es de esperar– agilizan el aumento de peso.

Existen mitos que aseguran que el chocolate provoca el acné y aumenta de peso, y aunque en exceso puede ocurrir, la verdad es otra. Hemos visto cómo el consumo de chocolate es más frecuente en mujeres que en hombres, y esto tiene que ver con las necesidades del organismo.

¿Cuántas veces hemos corrido a la tienda a comprar uno para satisfacer el antojo? Comúnmente pensamos que es por gula o parte de una depresión, pero realmente se debe a sus propiedades. El chocolate, sin darnos cuenta, desvanece síntomas que nosotros mismos no llegamos a percibir.

Los componentes del chocolate que lo hacen tan adicitvo para las mujeres son:

  1. Triptófano. promueve  la liberación de serotonina que ayuda a disminuir el dolor premenstrual.
  2. Hidratos de Carbono. Cuando el cerebro de una mujer tiene antojos, necesita comer este componente con el fin de aumentar la serotonina en el cerebro. Los alimentos que contienen grasa como el helado y galletas tardan mas en llegar al cerebro y desarrollar esa sustancia.
  3. Feniletilamina. Es un neurotransmisor del amor que se encuentra en el cerebro, en este caso es amor hacia el chocolate.
  4. Teobromina. Entre más puro el chocolate, está más presente. Actúa sobre el hipotálamo influyendo directamente en el estado de ánimo y sacia el hambre.
  5. Anandamida. Hace que sintamos un efecto de paz y felicidad interna al comer el chocolate

Estos componentes forman parte del chocolate que hacen que no podamos vivir sin él provocando cierta adicción por su contenido y síntomas. Y tú, ¿sientes alguna debilidad por el chocolate?