El mar. El más grande de los rincones; el más profundo, el más misterioso, tan intenso y lleno de vida.

Creo tener una conexión especial con el gran azul -también una leve obsesión- que no me deja vivir en paz sin unas cuántas visitas periódicas. Esta relación me ha traído las mejores aventuras a lado de sus seres tan increíbles que me han dejado conocer un poco más de este enorme rincón. Últimamente, hay unos que me han enamorado más y me han enseñado sobre respeto, coexistencia y balance.

En nuestro humano afán de categorizar y estereotipar, los tiburones han ganado la mala fama de ser despiadados come hombres, cuando la realidad no puede estar más lejos de esto, y mis amigos de Shark Addicts han dedicado todo su esfuerzo a cambiar esta errónea y dañina perspectiva.

Algo que pocas veces es considerado, es que los tiburones son como los glóbulos blancos del mar y mantienen las enfermedades en línea gracias a que se alimentan de especies enfermas, moribundas y cadáveres. Son irremplazables y necesarios para mantener los océanos sanos y en equilibrio.

Mucha gente se ha metido en educar a las personas sobre esto, como Shark Addicts, que antes de ser guías turísticos, son guerreros de la conservación marina, la voz de los tiburones. Para mi se aparecieron como los guardianes del mar.

 

Nadando entre ellos

En una marina de Jupiter Point, Florida, el gran equipo espera por el siguiente grupo, listos para compartir con ellos una experiencia elevada en adrenalina y cargada de sorpresas. Una experiencia que fuera de cambiar tu perspectiva, puede cambiarte la vida si la dejas.

La aventura empezó navegando hacia mar abierto; el sol, el mar, la sal en el viento, todos vinieron. El crew de Shark Addicts es a todo dar, y entre conversaciones desparraman su amor por el mar. Llegamos al lugar y se lanzó el llamado al agua (la carnada), a la los tiburones respondieron en cosa de segundos.

Estuvimos en el agua nadando entre unos veinte tiburones, atraídos por el rastro de pescado y nuestra marciana presencia. Al shark fest llegaron diferentes especies, entre ellos limones, duskies, toros, sedosos y uno que otro tiburón de arrecife, con todos la fiesta se llevó en paz.

Al entrar al agua con tu snorkel y aletas entras en otro mundo dejando todo atrás. Después de un rato, hasta es raro salir a la superficie, es como entrar y salir de dimensiones diferentes, donde tus sentidos cambian y tu atención se enfoca; nadie más existe, eres tú y la relación que vas forjando con cada tiburón.

Conforme pasa el tiempo, se rompe el hielo y brota la amistad, tú empiezas a perder el miedo y ellos se empiezan a acercar más, con toda seguridad, sin tener la más mínima noción de espacio personal. Empiezas a notar personalidades, rangos y un baile silencioso de orden natural. No queda más que admirarlos y convivir mientras te das cuenta que más que asesinos, son como cachorros marinos.

Sales un poco más libre, más sabio, más amigo. Eres otro.

 

Los guardianes del mar

Chris Cameron, parte de Shark Addicts, nos comparte: “Para nosotros no hay mayor felicidad que ver la transformación de una persona en el agua, pasando de los nervios a estar en total comodidad entre tiburones y terminan por actuar y querer ser su voz fuera del agua.”

Shark Addicts ha logrado cambiar el turismo de la pesca de tiburón por el ecoturismo, que ha salvado la vida de millones de tiburones. La sobrepesca y la práctica del finning han empujado a muchas especies de tiburón al borde de la extinción, y este cambio ha ayudado a disminuir el riesgo y cambiar las regulaciones ambientales en su zona.

“Cambiar la mentalidad de las personas es lo más importante” afirma Chris, “ya que es lo que acelera el cambio y asegura la conservación de esta especia tan mal interpretada.” Los tiburones han sido víctimas de una pésima mercadotecnia que los ha satanizado y destinado a un miedo colectivo sin fundamento.

Este gran equipo de guardianes, se esfuerza por crear una nueva perspectiva invitándonos a convivir con tiburones, demostrando que la coexistencia pacífica es posible y necesaria para mantener la salud del mar, y por consecuencia, la nuestra.

Si estás de visita en Florida, no duden en contactar a Shark Addcits para tener un encuentro cercano con esta imponente y admirable especie. Por mientras, síguelos en sus redes para aprender un poco sobre ellos y su increíble trabajo:

Para viajes: contact@sharkaddictsdiving.com

IG: @sharkaddicts

Todos podemos ser guardianes del mar.