Un ingrediente que debe estar en toda cocina y no sólo de grandes chefs, sino de cualquier persona. La maca es una raíz que ofrece una infinidad de nutrientes que con su correcto consumo, pueden beneficiar a la salud del ser humano.

De origen peruano, esta raíz es similar al rábano y altamente utilizada en la cocina andina; con ella se produce una especie de harina, la cual se produce para diversos platillos como acompañamiento con frutas y verduras, o incluso agregándolo a bebidas y licuados por la mañana.

Al tener varios nutrientes y antioxidantes, su principal función es la correcta absorción de vitaminas, minerales y aminoácidos que automáticamente lo convierten en un ingrediente natural de alto potencial para el cuerpo. Además, contiene un alto grado de fósforo, yodo, hierro y calcio por lo cual se utiliza para evitar descalcificación en los huesos, y refuerza la formación de glóbulos rojos en la sangre. También, dentro de los beneficios que ofrece al ser humano, es incitar al sistema reproductivo por lo que es considerado como ingrediente afrodisiaco y con ello se activan los ovarios en mujeres y testículos en hombres al crear un estímulo en la glándula pituitaria y el hipotálamo.

Y como todo ingrediente además de sus beneficios tiene contradicciones, por lo que se recomienda ingerirlo en dosis específicas ya que en grandes cantidades provoca hipertensión, hiperactividad e insomnio que pueden guiar a intoxicaciones como hinchazón. Por lo tanto, aunque sea un ingrediente que beneficie en diversos sectores de salud e incremente positivamente niveles del cuerpo humano, es un ingrediente que al consumirlo deben de contemplarse las precauciones adecuadas.