¡Convierte tus objetos viejos en una obra de arte! Una cuerda especial que mejorará todas creaciones, dándoles un aspecto vintage, rustico y único. La cuerda de cáñamo es de fibra natural y flexible, compuesta por fibras ecológicas, biodegradables además de ser duraderas, son ligeras y su tacto es suave.

Proveniente del “cáñamo”, una planta parecida a la marihuana usada para fines industriales, se cosecha para producir aceite, alimentos, textiles, papel, fibra y ungüentos. Muy popular en actividades náuticas por ser resistente al agua de mar, al moho y a los rayos UV.

La cuerda de cáñamo siempre generará una impresión más atractiva, dando un toque elegante, bonito y viable al entrar a algún lugar; usualmente podemos encontrar, usar y adornar este tipo de cuerda en:

  • Alfombras
  • Salvamanteles
  • Embalaje de cajas
  • Macetas
  • Jarrones
  • Lámparas
  • Adornar velas
  • Porta cubiertos
  • Bolsas o canastas
  • Bolsas pequeñas para regalar
  • Un ramo, para darle un estilo diferente a las flores
  • Accesorios

Para hacerlos necesitarás principalmente los materiales básicos; la cuerda de cáñamo, una pistola de silicón, papel, lápiz, tijeras y ciertos materiales especiales que dependerán del objeto que tengas en mente hacer. Existe un sinfín de cosas con las que puedes hacer uso de ella y si lo mezclas con alguna tela como encaje, le dará un aspecto más llamativo.