El cuidado del medio ambiente es un tema que cada vez preocupa más a emprendedores que se han dado a la tarea de innovar en el mercado por un mundo verde y evitar todos esos daños que son irreparables para el planeta.

Aunque no existen datos exactos de cuántos popotes se desechan en México, el 12% de la basura que se produce en el país es plástico, es decir, más de 86 mil toneladas al año de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Son ya muchos los restaurantes y establecimientos que han reconocido el uso de este utensilio como innecesario, tomando medidas que eviten su consumo; ejemplos que no pasan desapercibidos son los casos de macroempresas como Starbucks y Boing, que este año han anunciado la remodelación de sus envases haciéndolos libres de uso de popotes.

La publicidad de mercancías biodegradables nos hace creer que alguien más está tomando medidas para cuidar el planeta, sin embargo, muy ocasionalmente llegamos a utilizar o ver estos productos a la venta. Por eso, para cuidar la flora y fauna marina afectada por estos y otros enemigos del océano, te presentamos tres alternativas del popote tradicional que hará de tu negocio un lugar más responsable, atractivo y sustentable.

  • BioFase: esta línea de desechables orgánicos fue creada por jóvenes mexicanos, están hechos a base de maíz y semilla de aguacate, de la cual además extraen moléculas para crear productos de bioplástico mayormente accesibles.
  • Lolistraw: lo que nadie imaginaba, popotes comestibles. Están hechos de algas marinas y se degradan en 24 horas, además de tener diferentes sabores, su textura permite succionar líquidos.
  • Bamboorganic: son 100% biodegradables y tienen una vida útil de 45 minutos. Están elaborados con celulosa natural a base de resinas de bambú que los vuelven impermeables.

Estas popotes ya se encuentran en el mercado y ahora puedes hacer pedidos a través de sus sitios web. Aprovechemos este tipo de oportunidades y seamos coherentes con nuestras acciones; sustituye los envases de plástico por un termo, no desperdicies agua al bañarte, no tires colillas y cambia las bolsas de plástico por bolsas ecológicas. ¡Pongamos en tendencia el cuidado del medio ambiente!