El cuerpo humano esta diseñado para trabajar más de lo que descansa, pero cuando no sabemos aprovechar el descanso y desobedecemos esa necesidad, no solo impedimos un mejor rendimiento, sino que interrumpimos el proceso de desintoxicación que hace nuestro cuerpo durante la noche.

La importancia de una alimentación y las horas de sueño correcto son la base de una vida saludable, ambas tienen su mayor efecto mientras dormimos. De acuerdo al Dr. James Pang el reloj biológico humano es muy preciso y ayuda a regular las funciones metabólicas, y es que así como programamos nuestra rutina diaria para ir al gimnasio, comer, trabajar y demás en horas específicas, el cuerpo también lo hace.

Empieza de 11 pm a las 3 am, en este periodo el flujo sanguíneo se concentra en tu hígado, el cual se agranda por la retención de sangre y atraviesa un proceso de purificación que descompone las toxinas que ingresaron durante el día. Pero, para que esto ocurra es necesario estar durmiendo, de modo que el hígado se encuentre más relajado y pueda llevar a cabo esta desintoxicación.

Y cuando no duermes desde las 11, ¿qué ocurre? Este lapso de tiempo es muy exacto, por lo que entre más tarde duermas, menos tiempo tiene tu cuerpo para pasar por este proceso. Por ejemplo, te acuestas a las 12, solo tienes 3 horas para desintoxicarte y así sucesivamente. Si te duermes a las 2, tienes tan sólo una hora y por más que duermas no vas a recuperar la energía, pues las toxinas siguen dentro de ti. Ahora imagina si lo haces muchas veces entre semana, estás dañando y acumulando basura en tu organismo.

Entre 3 y 5 am, la circulación se concentra en los pulmones, por esto es bueno, que al despertar hagas ejercicios de estiramientos o salgas a caminar para fortalecerlos con aire fresco, porque si, aunque no lo creas, en el aire de la mañana hay vitaminas, traducidas en iones negativos. Hasta las 7 am, la circulación se encuentra en el intestino grueso, este momento es ideal para ir al baño y desechar todas esas impurezas, preparando a tu cuerpo para absorber nuevos nutrientes. Después, hasta las 9 am, en tu estómago, y el siguiente paso es desayunar, qué mejor que de manera saludable y con ingredientes puros.

Como ves, el descanso es una parte realmente importante para nuestra salud, intenta cambiar tus hábitos, desvelarte solo si es necesario y aprovechar tus horas de sueño al máximo.