¿Qué es un superalimento?

Un superalimento se refiere a aquellos alimentos, producto de la naturaleza, que no solo son saludables, sino que han trascendido en la historia por su uso en la cocina y en la medicina; lo más común son semillas, raíces, hierbas y vegetales. Una manera de identificarlos es buscando los productos orgánicos, en crudo, no empaquetados, ni combinados con otros ingredientes.

Su nombre se debe a la gran cantidad de nutrientes que contienen al consumirse en pequeñas porciones. Además de ser bajos en calorías, son grandes fuentes de antioxidantes, vitaminas y minerales.

¿Cuáles son originarios de México?

La agricultura mexicana es una auténtica representante de la producción de estos alimentos, existen algunos superalimentos que únicamente se cultivan en nuestro país, aquí los principales:

Aguacate. Esta fruta es rica en potasio, Omega 3, vitamina E, C, A y se considera como una grasa saludable.

Zapote. Su textura es dulce y suave, muchos suelen comerlo caramelizado o en helado. Viene del náhuatl tzapotl y es una gran fuente de fibra, calcio y vitamina B6.

Vainilla. La semilla de la vainilla suele utilizarse como analgésico y diurético, originalmente era un producto de gran valor para los totonacas.

Camote. El consumo de este tubérculo es ideal durante el embarazo ya que es alto en ácido fólico, además de combatir las estrías y la artritis.

Chía. Hoy se utiliza en bebidas y postres, pero en la prehistoria se agregaba a los platillos para honrar a los dioses. Un gran sustituto de proteína.

Nopal. Una maravilla para el sistema digestivo y metabólico, previniendo cáncer y diabetes. Muy apreciado en la belleza por sus beneficios a la piel.

Boquerones. Conocidos como charales en algunas regiones, son ricos en calcio, hierro y fósforo. Un clásico y delicioso tentempié de la gastronomía mexicana.

Amaranto. Libre de gluten, es una de las proteínas más nutritivas y de origen vegetal. Es además un remedio natural contra la anemia y la osteoporosis.

Cacao. Olmecas y mayas se encargaron de adaptarlo a su gastronomía, medicina e incluso utilizarlo como moneda. Tiene aún más antioxidantes que el té verde.