Carré d’Artistes es la importante galería de arte en San Miguel de Allende que hoy acoge a Roberto Fuentevilla, un pintor y artista nato que aunque nació en esta ciudad, no ha dudado en llevar su talento al siguiente nivel. Estudió en Florencia, Italia, lugar donde estudió pintura y dibujo con reconocidos pintores, y cultivó los conocimientos que hoy lo convierten en un destacado artista. Nos acercamos a él para conocer más de su talento:

  • ¿Cómo empezaste en la pintura y qué significado tiene para ti?

Empecé por mi vocación, en mi familia no hay artistas ni un antecedente sobre la pintura, pero desde niño siempre tuve esa inquietud de dibujar. Eso me llevó a buscar el camino y encontrar otros artistas que me instruyeran en todo esto, simplemente la vida me eligió para trabajar en el arte.

  • ¿Qué es la pintura para ti?

Es un montón de cosas, pero principalmente mi pasión. Lo que más disfruto en la vida es pintar y es una alegría muy grande vivir de ello, la pintura lo es todo para mi.

  • ¿Cómo defines tu estilo?, ¿qué te gusta pintar?

He trabajado con varios estilo y corrientes artísticas, en este momento estoy haciendo algo que se llama realismo espontáneo, donde la obra es realista pero tiene mucha expresión, sobre todo de color. Trabajo varios temas, ecuestre, desnudo, temas de música y paisajes de San Miguel de Allende.

  • Cuéntanos de tu participación en Carré d’Artistes

Entré a la galería como artista miembro, toqué la puerta, les gustó mi trabajo y hubo una conexión muy buena. Carré d’Artistes recibe artistas muy talentosos y me siento feliz de tener la fortuna de exponer aquí mis pinturas.

  • ¿Cómo es tu proceso creativo?

Básicamente todo el día estoy pintando en mi mente, todo lo que veo lo estoy pintando. Pinto ocho horas al día, tengo una rutina muy marcada y es la forma en que yo he podido desarrollarme como pintor, la constancia es muy importante.

  • ¿Cuándo sabes que es el momento exacto para iniciar una nueva obra?

Siempre estoy listo, yo voy al estudio a pintar, me gusta tomar descansos para mejores resultados, eso me ayuda a ver los errores que tiene la obra, al verlo más fresco.

  • ¿Qué es lo que más disfrutas cuando pintas?

El placer de pintar, una vez que adquieres la técnica, pintar se convierte en un gran placer. Yo disfruto mucho el contacto con el color, también ir a pintar al natural, me gusta salir a las calles y pintar una modelo o algo real.

  • ¿Qué elemento no puede faltar en una obra tuya?

El color es el punch de mi obra actualmente, uso colores fuertes pero trato de que no sean muy estridentes, pero si, mis obras tienen mucha luz, mucho contraste, mucho color.

  • Para ti, en una obra de arte, ¿es más importante la técnica o el contenido?

Yo creo que no puedes separarlo, no hay una sin la otra. Me parece que el artista primero debe saber cómo expresarlo y luego plasmar algo interior, pero si falta algo, la obra no tiene sentido, es como tener una sola pierna.

  • ¿Existe el arte bueno y el arte malo?

Es algo bastante subjetivo, para mi lo que puede parecer una obra mala o sin sentido puede ser buenísimo para otra persona, lo que si se puede medir es la calidad.

  • ¿Cuál es tu siguiente paso como artista?

En este momento, quiero entrar a otras galerías de México. Me encanta la retroalimentación de la gente que ve mis pinturas porque siento que es como cerrar el ciclo de mi obra, que alguien más la interprete y  que estén dispuestos a comprarla y ponerla en su sala, para mí es un reconocimiento incomparable.