Nunca es tarde para seguir aprendiendo, incluso es una de las acciones que las personas deberíamos llevar a la práctica todos los días de nuestras vida. Sin importar el tema, el género o la intención por la que se lea un libro, siempre será un gran amigo para la mente humana. La Biblioteca Tianjin Binhai es el más claro ejemplo de esto, presentando un lugar limpio, minimalista y atractivo para leer uno, dos, tres… ¡o los libros que sean!

Ubicado en la ciudad de Tianjin Binhai en China, el equipo de arquitectos de “MVRDV” y el Instituto de Planificación y Diseño Urbano de Tianjin construyeron esta majestuosa y minimalista biblioteca que consta de 33,700m2 y la capacidad de albergar 1.2 millones de libros. Esto, con la finalidad de proporcionar un espacio cultural para esta ciudad. El mayor atributo de esta construcción es que no sólo es un sitio educativo, sino también es reconocido como centro social.

Este edificio cuenta con cinco niveles abiertos al público, mismos que ofrecen instalaciones educativas, salas de estancia y lectura, estanterías de libros, oficinas, salas de computo y salas de reuniones. Además de este gran ofrecimiento cultural, educativo y didáctico, es una completa atracción visual y futurista que todo visitante disfruta. Con muros blancos y escalonados; en el centro de este edificio se puede admirar una abertura en forma de óvalo, la cual contiene una esfera luminosa con auditorio y se convierte en el escenario principal, mismo donde se realizan presentaciones y exhibiciones. 

 

Siendo un lugar con una estética inigualable, las visibles estanterías que se perciben en su interior, forman parte de la fachada de la biblioteca y realizan un efecto parasol, generando un equilibrio de la luz solar que entra, una que no se vuelve excesiva pero mantiene la biblioteca resplandeciente. Por otro lado, su construcción se conecta con otros edificios culturales por medio de una galería pública diseñada por arquitectos de la empresa alemana GMP (Gerkan, Marg und Partner).

Si planeas viajar pronto a este país asiático, debes contemplar en tu itinerario visitar esta biblioteca, una que incrementará tu gusto por la lectura y que al entrar, definitivamente ¡ya no querrás salir!