Este año el ferrocarril Chihuahua-Pacífico, mejor conocido como El Chepe, estrenará su renovado tren Express que comenzará a dar servicio a partir del 17 de mayo.

Es el único tren de pasajeros en México y recorre la asombrosa sierra tarahumara desde Creel hasta Los Mochis haciendo paradas en los lugares turísticos más emblemáticos: Divisadero, donde se aprecian mejor las grandiosas Barrancas del Cobre; y El Fuerte, un tradicional pueblo mágico sinaloense.

Por primera vez en nuestro país habrá un restaurante de lujo dentro de un tren. Se llama Urike y está a cargo de los chefs Daniel Ovadía y Salvador Orozco. El pasado 9 de mayo fue la exhibición oficial; El Chepe se salió de su ruta y llevaron el restaurante itinerante hasta la Ciudad de México, a las vías frente a plaza Carso y el museo Soumaya.

La propuesta de Urike es llevar a los turistas y locales los sabores de la sierra, de Chihuahua y Sinaloa, a través de platillos que cambiarán por temporada. Ofrecerán desayuno, comida y cena en un vagón de dos niveles con capacidad para 24 comensales cada uno, además de su espléndido mobiliario.

El miércoles, en su presentación en la Ciudad de México, se ofreció el primer desayuno a bordo de Urike, donde después de pan dulce con mantequilla menonita, mermeladas artesanales y café de especialidad se dio como primer tiempo granola casera con fruta y, como segundo plato, un chile chilaca relleno de chicharrón en salsa verde, salsa de frijol con queso y crema menonitas acompañado de una mimosa.

Todo lo que emprende el grupo restaurantero Bull & Tank, de Ovadía y Orozco, es un éxito seguro y con la gastronomía tan vasta y rica de la sierra tarahumara como eje, Urike y El Chepe se convertirán pronto en un destino obligado para los foodies.

Esta es la oportunidad de vivir una experiencia única, combinar la suntuosidad de comer en un restaurante de alta cocina mientras viajas en un tren de lujo con la sensación de sentirse minúsculo ante los imponentes paisajes de Barrancas del Cobre.